NC Informa

LA ONU se rebela contra la iglesia cristiana: «Es una enemiga de los derechos humanos»

La Organización de Naciones Unidas, comúnmente conocida por sus siglas: ONU, es la organización internacional con mayor influencia política y social en el mundo. Con la aprobación de 51 países fue creada en 1945 y posee su sede principal en Estados Unidos, con tres oficinas más, dos en Europa y una en África.

La ONU fue creada con una finalidad base que es prevenir las guerras y conflictos internacionales. Sin embargo, sus objetivos son preservar los derechos humanos, el desarrollo sostenible y la cooperación entre países. Actualmente, las condiciones que impulsaron a su gestación no se cumplen y ha recibido numerosos llamados para una reforma, que incluye la elección de su secretario general.

Tras un preámbulo histórico de la ONU, este organismo publicó recientemente un informe que arremete contra la iglesia cristiana. De acuerdo al documento del diplomático Ahmed Shaheed, de Maldivas, es una enemiga de los derechos humanos y la libertad de creencias.

¿Y qué pretende este informe de la ONU?

Ser el completo sustituto de la religión cristiana. La idea es que los principios y declaraciones del documento se conviertan en un credo religioso mundial. Ahmed Shaheed considera que la iglesia cristiana discrimina y pone en peligro la ideología de género, que es el nuevo y falso evangelio que maneja la ONU.

La Biblia expone en 1 Corintios 6:9 «¿O no saben que los injustos no heredarán el reino de Dios? No se dejen engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales».

Ante la verdad de las Escrituras, el informe de la ONU expresa: la iglesia cristiana mantiene «campañas de grupos religiosos» que tildan de inmorales a los que abogan por la igualdad de género “alegando que es mala para los niños, la familia, la tradición y la religión».

Según el documento de Ahmed Shaheed, la iglesia cristiana invoca «dogmas religiosos y pseudociencia para oponerse a los ideólogos de género. Además de llamar a los Gobiernos a sostener políticas discriminatorias». Para la ONU, el cristianismo tiene instrumentos que promueven la violencia de género. En palabras más directas, se opone a los derechos humanos escudándose en el derecho de la libertad religiosa.

Y continúa…

La Organización de Naciones Unidas acusa a la iglesia cristiana de intimidar a quienes luchan por los derechos de las mujeres en Polonia. Esto basado en el exhorto al Gobierno por mantener la unión matrimonial únicamente entre un hombre y una mujer. Lo mismo sucede en Latinoamérica, donde la ONU afirma que la iglesia cristiana «está constantemente estorbando la legalización del aborto». «Han coartado los programas de educación sexual y reproductiva en Brasil, Paraguay, Ecuador y Chile», donde actualmente se discute la Ley de Educación Sexual Integral (EDI).

Para Shaheed representa un «ataque a los derechos humanos» que la iglesia, bajo las sagradas Escrituras, afirme que la homosexualidad va en contra de la naturaleza humana. La ONU demanda que los gobiernos obliguen a profesionales de la salud a practicar el homicidio prenatal sin ninguna objeción.

La ONU propone sanciones y censuras para la iglesia cristiana

Por si fuese poco, el relator Ahmed Shaheed, representante de la ONU en el informe publicado, señala que la iglesia cristiana ha negado a miembros de la comunidad LGBTI+ a influir en el contenido de la fe. A su vez recomienda que las teologías contextuales queer y feministas deben regir nuestra interpretación de la Biblia. Para la ONU, el cristianismo solo respetará los derechos humanos cuando renuncie a la antropología, hamartología, soteriología, eclesiología y apologética bíblicas.

La ideología de género no puede existir sin el apoyo del Estado y la ONU. Por esto solicita a los gobiernos del mundo que amarren y censuren a la iglesia cristiana en temas como el aborto, homosexualidad, divorcio e hipersexualización de los niños. Asimismo, consideran erróneo que la iglesia enseñe que la mujer se sujete a su esposo, tal como expone Efesios.

La pretención y objetivo final del informe es que las iglesias cristianas sean sancionadas y obligadas al oponerse a prácticas de visión ecuménica anticristiana. Los miembros laicos de la ONU reclaman que las leyes dejen de proteger cualquier prédica cristiana que vaya en contra del pecado sexual y del matrimonio heterosexual.

Experto en marketing: «La pedofilia quiere legalizarse con la ‘Ventana de Overton’, de lo impensable a lo políticamente correcto»

2 comentarios en «LA ONU se rebela contra la iglesia cristiana: «Es una enemiga de los derechos humanos»»

  1. Son los cumplimiento de la palabra, que nos desafían a buscar la zazon del Espíritu Santo y así poder contrarrestar la floreciente perversión de estos tiempos. Que bueno que nos estén informando. Bendiciones

  2. Nos levantaremos firmes en la sola escritura y daremos un frente de lucha cual nunca antes en la historia del cristianismo decididos hasta dar nuestra vida por los principios y valores de la escritura y de la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: