NC Informa

Hombre perdonó a su secuestrador y lo llevó a Cristo antes de que éste muriera

Un hombre fue visitar a su secuestrador y el que posiblemente hubiera sido su asesino, para perdonarlo y llevarlo a Cristo en su lecho de muerte.

 

Chris Carrier a sus 10 años fue secuestrado por David McAllister dentro de un remolque cuando iba de camino a casa; el hombre lo engañó para que lo ayudara con unas decoraciones, sin razón aparente fue apuñalado con un picahielos y recibió un tiro en la cabeza para luego ser dejado al borde de una carretera.

«Se levantó y dijo: ‘Hijo, te llevaré a algún lado y te dejaré allí’», contó Chris sobre su experiencia, estando en la carretera Alligator Alley recibió un disparo junto a un árbol y cayó al suelo.

Por seis días el chico estuvo desaparecido de casa de sus padres, fue encontrado en el más extenso y húmedo bosque de Florida inconsciente y a punto de morir.

«Te secuestraron, te dispararon en la cabeza y te dieron por muerto en los Everglades de Florida. Y estuviste desaparecido durante seis días», le dijo su padre cuando logró despertar en el hospital.

Luego de esta experiencia, Chris entregó su vida al Señor superando aquel terrible trauma que cargaba consigo; luego de unos 20 años le informaron que habían conseguido al hombre responsable de todo el ataque.

 

Secuestrador acepta a Jesús después de que la víctima lo perdonó

 

«Esta es la definición de vergonzoso. ¿Qué le dirías al tipo que, la última vez que te vio, trató de meterte una bala en la cabeza?», le dijo Chris a la policía.

Y allí fue donde tuvo la oportunidad de compartirle el evangelio a McAllister, quien estaba al cuidado del personal de un asilo de ancianos, «Me gustaría que supiera cuál fue realmente la fuente de mi fuerza en todo esto», dijo en aquel momento.

«Quiero que sepas que no hay nada entre tú y yo excepto nuestra nueva amistad. Quiero que sepas que te perdono», le expresó al ya anciano David, quien estaba en una cama muy débil y sin vista.

En su estado, David buscó la mano de Chris para pedirle llorando su perdón «Lo siento»Chris aceptó y oró por él para que recibiera a Cristo.

En todos los años que Chris logró superar lo vivido jamás imaginó un encuentro como éste, por lo que afirmó que el Señor lo había preparado todo este tiempo para este encuentro.

«Eran solo dos hombres en la incomodidad de nuestro reencuentro y nueva amistad, buscando la gracia y la presencia de Dios en esa habitación», dijo para finalizar luego de haberse encontrado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: